Historia y origen del chocolate

Ago 17, 2022

Carlos

Chocolates

0

Corría el año 1519 cuando Hernán Cortés desembarcó con su expedición en las costas de la Península del Yucatán en busca de “El Dorado”. Sin embargo, antes de encontrar la legendaria y codiciada ciudad, los indígenas amerindios del lugar, pertenecientes al imperio azteca y dirigidos por el gran Moctezuma, le salieron al encuentro para agasajarlo bajo la creencia de que era la mismísima reencarnación del dios Quetzalcoatl.

Entre las ofrendas de estos nativos se encontraba un extraño brebaje al que en su lengua llamaban “tchocolatl” (o “xocolatl”), salido de los frutos del árbol del cacao, que en su mitología había sido regalado por esta deidad. Cortés se convertía así en el primer europeo en probar el chocolate, al menos aparentemente.

Difusión de productos exóticos

Después de este hecho su integración en España no fue difícil, eso sí, dulcificada. Coincidía en el tiempo con la difusión de otros productos exóticos como el café. La popularización de esta bebida y su sabor excitante llamaron la atención de Doña Ana de Austria, infanta de la corte, que extendió su consumo entre la alta alcurnia española. Más tarde, tras su desposorio con Luis XIII de Francia, el chocolate se extendía igualmente por la corte e, inevitablemente, por el país francés. En el caso de Italia, serían las órdenes eclesiásticas las encargadas de hacerlo llegar a todas las regiones.

La primera barra de chocolate sólido

Sin embargo, el chocolate como nosotros lo conocemos mayoritariamente no aparecerá hasta el siglo XVIII, cuando en Bristol se consiguió crear la que se considera la primera barra de chocolate sólido. Hasta entonces y durante un periodo amplio posterior, este alimento se consumió en estado líquido, tal y como los aztecas se lo habían ofrecido a Cortés. Gracias a la solidificación del chocolate sus posibilidades y aplicaciones gastronómicas aumentaron sensiblemente, por lo que el consumo aumentó. Además, el abaratamiento de su producción permitió que este producto no fuera ya algo exclusivo de las clases pudientes, sino que también las capas más humildes de la sociedad tuvieran acceso a él. Su difusión mundial desde entonces no tiene parangón.


Actualmente el consumo mundial de chocolate sigue siendo incontable gracias a marcas internacionales como Lindt, Lindor o Ferrero, que han conseguido llevar sus productos a todos los rincones del planeta. En Leoter Tenerife contamos con todo lo que necesitas. ¿A qué estás esperando para confiar en nosotros?

Post by Carlos

Comments are closed.