¿Por qué se puso blanco el chocolate y como arreglarlo?

Nov 28, 2022

Carlos

Chocolates

0

Seguro que en muchas ocasiones te ha pasado que has ido a la despensa a coger un trozo de chocolate y descubres que le han salido manchas blancas. Entonces nos surge la duda ¿Podrá comerse aún o debo tirarlo a la basura? En Leoter Tenerife te contamos por qué sucede esto, a que es debido y si sigue siendo comestible o no.

El chocolate es un producto de larga duración, al menos 24 meses tras su fecha de fabricación. Pero, a su vez, también es un producto sensible a los olores o la humedad. Te contamos los factores que provocan que suceda este fenómeno.

¿Por qué se pone blanco el chocolate?

La explicación de este suceso es muy sencilla, está relacionada con la composición del chocolate y problemas en su almacenamiento. Este es una emulsión en la que los elementos no grasos están repartidos de manera equitativa. Sin embargo, si se altera este equilibrio, aparecen los inconvenientes.

Que el chocolate se ponga blanquecino, científicamente, se debe a dos sucesos:el blanqueamiento graso, fat bloom y el blanqueamiento del azúcar, sugar bloom. 

El fat bloom se debe a que aflora la grasa debido a cambios de temperatura. Esto es debido a que la grasa del chocolate se funde en el interior del producto. Por lo tanto, cuando la grasa se cristaliza en la superficie del producto, aparece una capa grisácea.

Por el contrario, el sugar bloom es debido a la humedad del entorno en el que se encuentra el chocolate. Debido a la condensación, el azúcar aflora hasta la superficie del producto. Es común observar este fenómeno en bombones que cuentan con un relleno con exceso de agua. Este agua derrite parte del azúcar, al evaporarse, el azúcar se cristaliza, dejando una textura grumosa al pasar el dedo. 

¿Cómo evitarlo?

Como hemos visto, son varias las causas que afectan al blanqueamiento: el aire, la humedad o los cambios bruscos de temperatura. Pero tranquilos, que aunque haya sufrido alguno de estos cambios, el chocolate sigue estando en buen estado y es comestible. Solo puede verse afectado, ligeramente, el aroma. Para evitarlo, sigue estos consejos:

  • Conserva este alimento entre 16º y 18º C de temperatura y una humedad media constante.
  • Preferiblemente, mantén el producto en un recipiente hermético, para evitar que acceda el aire a su interior.

Trata de evitar cambios bruscos de temperatura, como dejarlo en el frigorífico y luego a temperatura ambiente.

Post by Carlos

Comments are closed.